Alimentación humana: nutrición y nutrientes

[ 0 ] | Apuntador

Piramide Nutricional

Como seres vivos que somos, los seres humanos necesitamos Materia, para mantener las que nos constituyen y crear nuevas, y Energía, para que nuestro organismo lleve a cabo las distintas funciones vitales. Para obtener ambas, materia y energía, realizamos lo que se conoce como Nutrición.

La Nutrición no se identifica con el acto de la Alimentación, aunque éste último forme parte del proceso. Alimentarse, es voluntario y consciente, pero no siempre que comemos nos estamos nutriendo. Se denomina Nutrición al proceso realizado por nuestros aparatos y órganos internos para transformar lo que comemos y obtener de ellos tanto materia como energía. Así pues, es un acto involuntario e inconsciente.

Los alimentos, tanto los naturales como los elaborados, contienen Nutrientes, es decir, sustancias químicas de las cuales nos nutrimos, obteniendo de ellas energía y materia. Por otra parte, no todos los alimentos contienen ni la misma cantidad ni el mismo tipo de nutrientes, por eso es importante saber combinar de manera equilibrada los diferentes tipos de alimentos según los nutrientes que contengan en cada comida.

Por otra parte, encontramos Nutrientes Orgánicos y Nutrientes Inorgánicos.

  • Nutrientes Orgánicos:

Se encuentran en alimentos de origen animal o vegetal, esto es, de origen orgánico. Entre ellos encontramos los Glúcidos, los Lípidos y las Proteínas.

– Glúcidos: Aportan energía inmediata. Por ejemplo, la glucosa.

– Lípidos: Proporcionan reserva de energía, entre otras importantes funciones.

– Proteínas: Ayudan en la formación de las células aportando materia. Se encuentran en la carne, en las legumbres, entre otros alimentos.

En este apartado hemos de incluir también a las Vitaminas que, según sea su composición, se encuadran dentro de los lípidos o de las proteínas. Como nuestro organismo no puede producirlas por sí solo, han de formar parte de nuestra Nutrición para evitar enfermedades carenciales.

  • Nutrientes Inorgánicos:

Podemos encontrarlos tanto en alimentos de origen animal como de origen vegetal, pero también en fuentes no orgánicas. Hablamos ahora de Agua y de Sales Minerales.

Agua: Vital para la supervivencia del ser humano ya que es el elemento que en mayor cantidad se encuentra en nuestro organismo. Este preciado líquido no sólo lo consumimos como tal, sino también gracias a frutas, verduras, leche, etc.

Sales Minerales: En este grupo encontramos tanto elementos metálicos como el hierro o el calcio, como elementos no metálicos como el fósforo o el carbono. Generalmente intervienen en procesos reguladores del organismo, así como en procesos estructurales como la formación y mantenimiento del buen estado de nuestros huesos.

Imprimir Imprimir





Tags:

Category: Biología


Deja tu comentario